Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Sobre Pitágoras

/
/

Pitágoras, un genio matemático inmortal; vegetariano y fundador de una escuela de filosofía de alto nivel, fue a Egipto para aprender más sobre las “ciencias secretas” de ese país. Antes de que se le permitiera entrar a la escuela de los sabios, llamados Sumos Sacerdotes en este tiempo, tenía que pasar por un ayuno de cuarenta días, bajo supervisión, fuera de la ciudad. Creyendo que esto era un examen de su poder de voluntad y energía, se le dijo esto: “el ayuno de cuarenta días es necesario para que puedas comprender lo que te vamos a enseñar.”

Pitágoras prohibía varias clases de alimentos a sus discípulos. Desde luego los flatulentos: es decir, todos aquellos capaces de producir perturbaciones intestinales. Les recomendaba también abstenerse de todos aquellos alimento que podían entorpecer las «potencias adivinatorias» y cuantos eran capaces de perjudicar a la pureza del alma y ser obstáculo a la castidad y al abito de temperancia y virtud que tanto costaba conseguir. En una palabra: prohibía matar animales y nutrirse con su carne.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar